9:00 - 18:00 hrs
+56 9 4753 6590

Tratamiento de Ortodoncia

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de los problemas de los dientes y la mandíbula. La atención dental con ortodoncia incluye el uso de dispositivos, tales como los aparatos (frenos), para: Enderezar los dientes. Corregir problemas con la mordida

Los tratamientos de ortodoncia usualmente se asocian a una mejora estética de la sonrisa, sin embargo su importancia es aún mayor ya que estos tratamientos se utilizan para corregir la «mordedura deficiente» u oclusión dental defectuosa (cuando los dientes están amontonados o torcidos).

En algunos casos, los dientes no están torcidos, pero la mandíbula superior y la inferior no encajan correctamente. Estos problemas de mandíbula o alineación de los dientes pueden ser cuestiones de herencia o podrían ser producto de una lesión, de la pronta o tardía pérdida de dientes, o de chuparse el pulgar.

¿Cuándo comenzar a usar brackets?​

No hay una edad exacta recomendada para un tratamiento de ortodoncia. Lo más frecuente es durante la adolescencia ya que hay cambios en el maxilar producidos por crecimiento, que modifican el espacio donde se alojan las piezas dentales.

Corregir una mordida deficiente, o un «apiñamiento dental» puede evitar:

Caries dental

Enfermedad de las encías

Pérdida de dientes

Masticación y habla afectadas

Desgaste inusual del esmalte dental

Problemas de mandíbula​

TIPOS DE ORTODONCIAS​​

Brackets metálicos:
Son los más clásicos y económicos, ofrecen un resultado relativamente rápido aunque no son los más estéticos.​

Brackets de porcelana:
Con una mecánica de funcionamiento similar, un precio algo más elevado, pero el color blanco de las sujeciones permite obtener un resultado estético más cuidado.​

Brackets de Zircornio o Safiro
Este tipo de brackets tiene la virtud de ser prácticamente invisibles a simple vista, siendo el más buscado por quienes cuidan su estética además de su salud bucal.

Brackets linguales
Estos brackets no son visibles y son instalados por la cara trasera de cada pieza dental.

Son totalmente personalizados a cada paciente.

Es necesario algún periodo de acostumbramiento al hablar al incorporar este nuevo elemento entre los componentes bucales que articulan nuestro hablar (lengua, dientes, cavidad bucal)

Los resultados son rápidos, con lo que no se realizan tantas visitas al ortodontista

¿Qué tipo de ortodoncia es mejor? Removible, Fija, Brackets metálicos, Brackets porcelana, zafiro, Brackets autoligado, Diamond, Ortodoncia lingual, Ortodoncia invisible… Decidir la ortodoncia más indicada requiere un estudio completo del paciente de manera individualizada

Se divide en varias etapas hasta lograr la sonrisa deseada.

¿Cuáles son las etapas de la ortodoncia? En total, la ortodoncia tiene 7 fases: una fase cero en la que se realiza un estudio y otras 6 fases de ortodoncia activa.

Fase cero, el estudio de ortodoncia

Lo primero que hay que confeccionar es un estudio de ortodoncia para determinar el diagnóstico preciso y poder elaborar el plan de tratamiento.

Es indispensable que los profesionales tengan una buena planificación para que la persona obtenga los resultados deseados en función de sus propias necesidades bucodentales.

Para ello, el ortodoncista realizará una serie de pasos:

  • Evaluación del caso: el ortodoncista determina los problemas bucales que pueda tener el paciente observando diferentes aspectos, como la mordida, la mandíbula, la línea media…
  • Radiografías de los laterales del cráneo y panorámicas con las que podrá ver si hay infecciones, el estado de las raíces y ausencia de muelas, entre otras cosas.
  • Fotografías extraorales e intraorales para analizar la simetría facial y malposiciones dentarias, entre otras. Estas imágenes sirven también para que el propio paciente pueda obtener una comparativa entre su estética dental previa y posterior al tratamiento.
  • Modelos de estudio: es muy importante que el ortodoncista disponga de una muestra de la boca del paciente.

Esta recreación puede ser más tradicional, es decir, estar hecha de un material llamado alginato y escayola.

Sin embargo, gracias a los avances, ya no es necesario realizar estos incómodos moldes, sino que los profesionales recurren a un escáner intraoral 3D que aportan una muestra virtual.

Tras haber planificado el tratamiento, se elige a través de qué medio se van a conseguir los objetivos y cuál se adecúa más al paciente, ya sean brackets metálicos u ortodoncia invisible, como Invisalign.

Una vez hemos colocado la aparatología (ya sea Invisalign, Incognito, brackets transparentes o brackets metálicos), se empieza a producir el movimiento de los dientes.

Esto es lo que se conoce como fase activa del proceso de ortodoncia.

La fase activa

1. Alineamiento y nivelación

El objetivo de esta fase es modificar las discrepancias verticales y el apiñamiento dentario, para lo que se utilizan fuerzas ligeras.

Igualmente, en esta fase también se llevan a cabo las acciones encaminadas a corregir la mordida cruzada dental y  traccionar los dientes que no han erupcionado, en caso de que la persona lo necesitara.

Esta etapa suele durar de 6 a 8 meses y tras su finalización, las arcadas estarán niveladas y los dientes en línea.

2. Corrección de la mordida y relación molar

En este paso se corrige la oclusión o mordida y se empiezan a encajar los dientes en su posición correcta en sentido anteroposterior y vertical.

A veces, es necesario utilizar elásticos (o gomas) como fuerzas externas para ayudarnos a corregir la mordida.

3.  Cierre de espacios

Esta es la siguiente fase en la que se deben cerrar los espacios que hay entre los dientes una vez todo está alineado y colocado.

4. Acabado y terminación

Al comenzar este periodo los dientes deben estar alineados, los espacios cerrados y la mordida tener una relación correcta.

En esta fase se realizarán pequeños ajustes de perfeccionamiento de la posición dentaria:

  • Igualar las raíces y comprobar que todas queden paralelas.
  • Adecuar las posiciones dentales individuales (pequeñas modificaciones o rotaciones que puedan quedar).
  • Corregir posibles discrepancias de línea media para que la superior e inferior coincidan.
  • Realizar el asentamiento final de la dentadura.
  • 5. Retirada de los aparatos
  • Una vez el ortodoncista considera que todos los objetivos se han conseguido, se procede a retirar la aparatología de la boca del paciente y así pasar a la fase de retención.
  • Llegados a este punto, los dientes están alineados, no hay espacios entre ellos, la mordida es la correcta y la estética es la idónea.
  • 6. Etapa de retención
  • Es una fase muy importante, ya que gracias a ella mantendremos los resultados conseguidos.
  • os dientes tienen memoria y tenderán a volver a su posición anterior.
  • Para que esto no ocurra, el profesional pondrá retenedores en la arcada superior e inferior, además de unas fundas transparentes (férulas) que la persona deberá llevar el tiempo que el ortodoncista estime necesario.
  • Como norma general, el dentista recomienda que la férula se lleve puesta durante todo el día, y únicamente por las noches pasados unos meses después del tratamiento de ortodoncia.

Así los dientes se mantendrán perfectos para siempre!

KEEPSMILIN o Alineadores invisibles

KeepSmiling es un moderno y eficaz sistema para enderezar tus dientes de manera prácticamente invisible. Para esto, se utilizan placas alineadoras y transparentes que alinean tus dientes progresivamente.

¿Cómo funciona?

Una vez que te conviertas en paciente KS deberás utilizar los alineadores 22 hs por día y te los podrás quitar únicamente, para comer y lavar tus dientes. Cada 2 o 3 semanas visitarás al profesional a cargo de tu caso para realizar el cambio de placas. Cada nuevo alineador, trae consigo un nuevo movimiento, de esta manera, los dientes se van moviendo en forma gradual y progresiva hasta alcanzar la alineación ideal.

¿Cuánto dura un tratamiento promedio?

La duración siempre dependerá de la complejidad del caso. Si el caso a tratar es sencillo, se podrá resolver en un lapso de 9 meses aproximadamente. Si se tratase de un caso de mayor complejidad, el tratamiento podría durar entre 12 y 18 meses. Los tiempos son los mismos que los de una ortodoncia convencional.